jump to navigation

Un hombre mejor Julpm082008 22, 2007

Posted by Kaiser Soseg in Mi diario.
trackback

Nunca me he considerado demasiado a mí mismo. Es más, si lo he hecho siempre lo he hecho para mal, pero no basándome en razones objetivas, sino en ese pesimismo, humildad, oscuridad o como se llame que siempre me ha acompañado.

A día de hoy no puedo evitar sentirme como una mala persona, como una persona egoísta, insincera como diría Pocholo, repito, como una mala persona. Nunca me había parado a echar la mirada atrás para hacer balance.

Estos días lo he estado haciendo, más o menos, según me lo haya permitido mi cabeza. Y el resultado ha sido totalmente negativo. ¿Qué he hecho bien hasta ahora? ¿En qué he ayudado a otra persona que no fuera yo últimamente? ¿Qué he sido capaz de aportar a alguna persona cercana? ¿Qué he hecho para hacer feliz a alguien? ¿Qué he hecho desinteresadamente sin esperar nada a cambio? ¿Qué he hecho por la simple razón de querer hacer algo bueno?

No lo recuerdo. Quizás sea demasiado exigente conmigo mismo, pero no lo recuerdo. Las personas que me han ayudado y me ayudan se cuentan por cientos. ¿Estoy yo acaso en la lista de alguno de ellos? Creo que no. No soy un derroche de alegría, ni de sinceridad, ni de amistad, ni de honestidad, ni de todas esas cosas que hacen de alguien un amigo.

Quizás haya perdido el norte por conseguir una estabilidad que necesitaba. Esa estabilidad que da tener trabajo y casa y de vez en cuando salir a pasarlo bien. Quizás cuanto más tenemos más necesitamos y me he perdido en eso, en conseguir cosas, objetivos, metas. En llegar a más, en que mi trabajo tuviera un cierto reconocimiento, en sobresalir en algo que realmente me hiciera sentir útil. No he llegado a tal punto y me he perdido por el camino. No sé cómo encontrarme ni desde qué punto empezar. No sé si exagero o sólo que tengo un concepto equivocado de mí.

No sé si realmente alguna persona me tiene en cuenta en algún momento de su vida por valorar mi apoyo, no sé si acaso lo he dado o si soy capaz de darlo sin ser un maldito egoísta. No sé hacia dónde voy, ni cómo voy. Sólo sé que sentirse como una mala persona te rompe por dentro. Te rompe porque no sabes la razón, porque no sabes cómo cambiar ese auto concepto, porque no sabes si es real o sólo tu imaginación.

Lo único que he sacado en claro de este sentimiento han sido letras y lágrimas. Letras de necesidad y lágrimas de incomprensión, miedo, soledad, fragilidad…Y quizás lo mejor sea irme un rato y volver cuando haya recapacitado sobre todo, pero por lo menos sé, que cuando vuelva, podré leer cómo me sentía tiempo atrás. Hasta entonces, me retiro a mi guarida.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: