jump to navigation

El meme de las ocho cosas Novpm072007 22, 2007

Posted by Kaiser Soseg in De coña.
trackback

Hace ya tiempo que Seele me mandó este marroncete y aunque tarde, voy a cumplir.

Así que ahí van mis ocho respuestas más o menos surrealistas, más o menos fruto de años de locura.

1 ) Una experiencia pegajosa: Me quedaría con todas aquellas fruto de los calentones adolescentes. Cualquier lugar valía (como ahora en realidad), pero la cosa se ponía ciertamente jodida y dramática si no tenías ningún pañuelito a mano, estabas con la espalda rota en una escalera de un séptimo piso o era pleno invierno. Así, el ‘acartoning’ de los gallumbos era inevitable. Qué tiempos aquellos…

2 ) Empezar con buen pie: Sí que lo hice desde luego. Mis queridos papás, terminada esa etapa maravillosa llamada ‘Guardería’ decidieron meterme en un colegio de pago llamado San Felipe Neri y dirigido por auténticos hijos de puta, perdón, Marianistas. Era un sitio de esos en los que todos los niños son muy repipis y estiraos y donde te meten en la cabeza que en el futuro dominarás el mundo y la mayoría de las madres tienen más años que Tutancamón pero se intentan mantener gracias a la pasta del querido maridito que es médico. Pues ahí que fui yo de ñajo y no, no me gustó porque hasta que no me echaron con 19 tuve que aguantar misas, padres nuestros, curas, a pésimos profesores que ayudaban a los buenos y pisaban a los malos, niñatas creídas, niñatos con aspiraciones mafiosas y muchas muchas movidas. De aquella etapa me llevo dos cosas: la de hostias que me dediqué a repartir a tanto matón cuando di el estirón (era mi momento de la venganza) y una importante lección de humildad: antes que convertirme en un ser prepotente e hipócrita me suicido. Lo paradójico fue que pasé de un colegio de pago super o ssssea al instituto más humilde de San Fernando (Las Salinas), situado en una zona que por entonces era como el Bronx (La Ardila). Allí sí que conocí gente de verdad y realmente aprendí.

3 ) Mi primera vez: Mi cabeza me dice que fue con 16, pero en realidad fue con 14. ¿Por qué ese desfase? Fácil, mi primera vez fue con 14 añitos con una de 18. Casa ajena y sola, salón, sofa de cuero negro bien cómodo, un niñito con una tía que usaba una 95C de sujetador y…un cuadro en la pared de papá…que era…Policía Nacional. A partir de ahí estuve más pendiente de que papá no apareciera con una recortá y me volara los cataplines que de aquella impresionante pechonalidad. Fue tanto el miedo a terminar castratto que creo que hasta me resistí, por lo que fue una violación en toda regla más que mi primera vez…¿o no?jejeje.

4 ) Traumas infantiles: Dos. Uno supongo que relacionado con las jodías navidades, seguramente no me regalarían lo que quería o algo así y desde entonces las odié irracionalmente más y más. Ahora, conforme la publicidad, las luces y esa alegría estúpida y superficial me superan me voy convirtiendo en un monstruo al estilo Goku Superguerrero. El otro trauma sí lo recuerdo. Como papá y mamá me metieron en un colegio de curas, ¿a dónde iba más que a mear? A MISA. En no sé qué jodía iglesia vi una placa por la que pregunté, era en recuerdo de un gran maremoto que había habido en Cádiz en 1755. El men in black aquel me contó una historieta que me acojonó sentadito en esa cabina que llaman ‘confesionario’. Desde entonces le cogí un acojone espantoso a esa puta cabinita, que para mí era como el agujero hacia el infierno. Ahora ya más crecidito me dan repelús las iglesias, los cristos y esas cosas, y si están en casas de abuelas, más.

5 ) El camino fácil: Pues como en mi colegio todos me parecían realmente estúpidos y arrogantes (ahora me lo siguen pareciendo), era muy mal estudiante y discutía mucho con los viejos me volví eso que llaman ahora ‘un niño problemático’. Vestía de negro, fumaba, escuchaba música satánica (Metallica, Iron Maiden y compañía) y que decían muchas palabrotas (Extremoduro, Reincidentes…) y me junté con personajes externos de mala calaña. Con ellos pude ver de cerca muchas movidas, probar, hacer locuras y luego aprender de todo aquello. Desgraciadamente muchos de ellos no aprendieron y se quedaron en el camino. Yo saqué muchas y valiosas conclusiones y ví los límites de muchas cosas.

6 ) Y de no tan niño: Poco a poco y gracias a haber salido de aquel colegio de mierda me fui moldeando a mí mismo. Ellos inculcaban prepotencia y mentiras, yo me regí por la humildad y la verdad. Suena cursi, pero es así. No me hice a mí mismo pero esos valores no te los enseñan en San Felipe Neri digan lo que digan.

7 ) Una afición: Pues desde los 14 me he mantenido en varias cosas: la música (siempre, 24 horas), las motos (todas las motos las he pagado de mi bolsillo, un Vespino F9 con 16, una Aprilia Réplica de 125, una Derbi Atlantic actual y una futura seiscientos aún por decidir), el cine (ahora más) y escribir. Por entonces escribía de muerte, desiertos y cosas así, muy influenciado por lo que oía y leía de Jim Morrison, ahora no leo nada para no cambiar nada y escribo de lo que me sale. Y sí, sigo pensando que sólo puedo escribir cuando estoy mal, no me sale hacerlo cuando estoy bien. 

8 ) En ocasiones veo muertos: Bueno, la mayoría o todos los que me conocen ya saben la historieta famosa. Con 16 años, en mi época ‘heavy-revolucionaria’ se nos ocurrió la genial idea de hacer espiritismo en un cementerio y de noche. Y no queríamos hacerlo un día cualquiera, sino el 6 del 6 del 96, porque por entonces había mucha historieta suelta con esa fecha y el demonio. Total, que lo hicimos, al principio muy subidos y luego muy acojonados. El resultado fue dar con un espíritu que fue tan simpático de decirme que con 27 años moriría. Los cumplí el pasado día 23 de octubre y nada, a esperar si el cabrón acierta o no. Si antes me deja ir a Fidji, a Las Vegas y tirarme a Giselle Bundchen después de conducir el coche más rápido del mundo, vale.

Terminado el marrón y como no conozco demasiado blogers a los que pasárselo, voy a endiñarle de pleno todo el marrón a la pobre Rosa Pacífica. Eso sí, las reglas tendrás que espeficicarlas, aunque yo no haya cumplido todas:(

A. Cada jugador comienza con un listado de 8 cosas. Da igual las que sean, pero que sean 8.
B. Tenéis que escribir esas 8 cosas en vuestro blog y las reglas del juego.
C. Tenéis que seleccionar a 8 personas más e invitarlas a jugar, y anotar sus nombres o el nombre de su blog.
D. No olvidéis dejar un comentario en los blogs respectivos de que han sido invitados a jugar, refiriendo al post de vuestros blogs “EL JUEGO” o “El meme de las 8 cosas”.

Anuncios

Comentarios»

1. larosadelapaz - Novpm072007 22, 2007

una duda las 8 cosas tienen q ser deesos temas o pueden ser cambiados?
menudo marrón en q me has metido!!!

2. larosadelapaz - Novpm072007 22, 2007

y bueno ahora no toy inspirada asi q habrá q esperar pero no me rajo eh!!
dentro de lo malo malo…parecía peor la cosa jejje

3. larosadelapaz - Novpm072007 22, 2007

solo dos semanas?????
está bien voy haber si me inspiro jeje

4. Seele - Novpm072007 22, 2007

jajajaj! Creo que ese dia los cementerios se llenaron de grios con guijas 😀 Muy bueno, aunque no hacia falta que escribieras ocho cosas relacionadas con las que yo escribí, podias poner lo que te saliera del piu, pero si, un poco tarde para decirlo 😀

5. Permis - Seppm172017 22, 2007

Permis

El meme de las ocho cosas | La guarida de un pequeño GRAN niño raro


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: